El desgarro

“Y cuando veo que no puedo seguir soportándolo, aguanto aún un momento más y entonces sé que puedo soportar cualquier cosa…”

Karen Blixen, en Memorias de África.

(Es una película)

Anuncios
Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

El castillo de cristal

No diré nada de una sala de cine que enciende las luces seis minutos antes de que la película termine y lo justifican diciendo “es que ya empiezan las letras”. Obviamente, el peor problema del cine en Spain today no es el IVA cultural. Es la inmundicia legal que roba el arte y la formación artística a las personas, empezando por la escuela.

Sí diré que, siendo el perdón la salvación de las almas, una niña jamás debería hacerse cargo de su padre mentiroso compulsivo y que sí, que lejos de ellos estaba mejor.

Las historias de familia jamás contadas; los secretos de alcoba, o sea cuernos, y la deslealtad, todavía hoy, son un billete directo a la depresión para muchísimas personas, más mujeres que ellos.

Por si a alguien le sirve… la película bien, normal. Muy cabreante. No tengo crónica para Filmaffinity ;P

Vídeo | Publicado el por | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Camina conmigo

“Tú respiras pa no morirte pero no porque te guste”, me dijo sin respirar.

“Camina conmigo” es una película documental sobre una comunidad budista donde practican el arte del Mindfulness. ¿Cómo podíamos vivir antes sin saber inglés?

Sin Mindfulness nunca estuvimos (rezar lo es de alguna manera y la mecedora de mi abuela Lola tenía un kit completo), es sólo que ahora se lleva y se quiere sistematizar y se venden libros y se pretende que en la escuela lo enseñemos las que somos de natural TDAH y sin complejos y eso, como las TIC o el bilingüismo, no se puede imponer sin antes tener unos cimientos medianamente sólidos. Ojo, que no estoy en contra, pero no a saco, ni porque esté de moda, ni para que aprendan felices, etc. Un poquito de sensatez.

Empieza (el documental) con una procesión como las de antes, con recogimiento y silencio sólo que las personas se afeitan la cabeza en vez de ponerse mantilla y además no van vestidas de domingo ni llevan vírgenes (bajo palio). Este absurdo pensamiento me asaltó nada más empezar, pero vi hasta caras que podrían haber sido.

Sin meterme en honduras, lo que he visto en la película ya lo había visto antes, de pequeña, cuando me lo creía todo porque confiaba en quienes me decían lo que tenía que creer. Sin meterme en qué creo o qué creen los demás, vi en la película similitudes varias, más de las que hubiera imaginado y para poner orden en mi cabeza, sólo por eso, lo escribo aquí.

Por supuesto, no se folla ni aunque leas. Esto, que a priori parece una dificultad, para muchas personas es un alivio. Me lo dijo un monje del Paular en la única conversación que pudimos mantener en cuatro días que estuve allí, otro sitio donde reinan el silencio y el buen aire. Con cierto atractivo a sus 84 años, de joven debió ser un cañón, este monje había sido amigo de mi padre, casualidades de la vida, y eso le dio confianza: “Niña, yo ya no sé si creo o no, pero aquí se está muy bien, aquí no tenemos que arreglar nada ni ocuparnos de nadie”. Tal derroche de sinceridad me emocionó.

En el budista, si te tocan o tocas y tienes pensamientos impuros, ya no eres monja. No te digo nada “si lees”. Esto me suena también. Como suena cada quince minutos una campana que te recuerda que estás aquí y no allí, donde te gustaría realmente estar. Respirando, se te quitan las ganas de estar donde no estás y con quien no estás. Que yo sepa, eso era así hace mucho, antes de los orfidales. Después dejamos de respirar y nos pusimos a correr hacia ninguna parte, pero yo viví con gente (poca, pero como las meigas) que respiraba y no corría aunque jamás se hubieran afeitado la cabeza.

Por supuesto, hay un maestro, varón heterosexual, al que humildemente le ponen la comida por delante. Y el público (también en el cine, hasta la bola) mujeres heterosexuales mayoritariamente. No sale nadie limpiando, lo eché de menos. La casa del cura la limpian las monjas. Aquí no sé si hay reparto de tareas, tiene pinta de que sí, pero algunos no. La jerarquía es la jerarquía. Como dice una famosa inspectora: “El sistema educativo ni es ni puede ser horizontal, porque lo dice la ley. Aquí unos mandan y otros obedecemos”. Pues eso.

Me gusta mucho, eso sí, pero no estoy segura de que se aprenda sólo con Mindfulness, la no implicación en discusiones inútiles, que ahí sí que se construye la paz (por eso yo me apunto). Otros sindicatos espirituales (según Jesús, dominico) se enfrascan en peleas y soberbias que aquí no se ven. La paz como camino, Gandhi says. Mientras uno grita en nombre de Jehová ellos no se alteran. Qué maravilla.

Monjes y monjas cantan, no tienen posesiones y lloran, no se enamoran  y se van de su casa y están años sin ver a su familia si es que la vuelven a ver. Así no salen arrugas. Listos son; decía el maestro que echaba de menos a sus seres queridos pero que si los tuviera cerca igual los tenía que ahuyentar de nuevo. Lo mismo te echo de menos, lo mismo, que antes te echaba de más, que cantaba Kiko Veneno. O mi suegra: “Qué bien cuando vienen los cinco y qué bien cuando se van”. Ya me dirás qué tiene esto de diferente al resto de la gente. Ah sí, que ellos aman a su familia aunque sea desde muy lejos; así cualquiera. Mérito tiene quien se queda a acompañar, respire cada poco o suspire cada menos. Lo otro es liberador, y nada que objetar, pero mérito, mérito… dependerá de cada quien, claro.

Para quienes tengan dudas: se puede empezar a aprender a estar aquí y ahora mientras sigues practicando adicciones, sexo o comes palomitas y bebes coca cola en el cine, viendo esta película: ¿tiene lógica?, se preguntaban algunas personas. Claro que sí. Somos humanos, no diváins. Tanto, que el mensaje “tuve cáncer hace veinte años, empecé a practicar mindfulness… y …” Bueno, esta parte no me gustó. ¿Es bueno practicar de todo cuando caes enfermo? Claro, igual que sano. Lo que no tiene sentido es cambiar la quimio por la meditación, aunque la meditación ayude a estar mejor durante la quimio. Y no sé si todo el mundo lo tiene claro.

Y así, así, salí del cine casi enfadada. Menos mal que practico Mindfulness y me perdono. Resumiendo, muy buena fotografía y la voz cálida y sensual de Benedicto, al que adoro.

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , | 3 comentarios

Todo tiene un comienzo.

Aunque sé hasta bailarla (la cadera fácil la tenemos algunas personas de manera natural)… como dijo alguien que no recuerdo ¨no todo da igual aunque, antes o después, vayamos a morirnos¨.

Uno de los regalos que mi madre me dejó fue la capacidad de reírme de casi todo, incluida yo misma: desgracias, la muerte, los novios y maridos… Esto que pongo me hace llorar de desesperación y asco, pero al mismo tiempo, no puedo evitar que mi cabeza fabrique respuestas tremendamente divertidas a la letra de la canción. Prueba y verás.

(Ya no tengo que ir a NYC, no pisaría el Madison).

Aventura – Me Voy (Sold Out at Madison Square Garden)

LETRA ‘ME VOY’

Bachatéame mama…

Ya me estoy cansando de la forma que me tratas, hoy yo me voy de aquí.
Maldigo el matrimonio por ti no creo en mujeres esto llego a su fin.
Estoy decepcionado cupido me ha fallado a mi vida llegas tú.
Una mujer celosa bochinchera mala esposa y puedo hasta seguir.

Coro:
Me voy de la casa y vendo el anillo ya no te soporto punto y final.
Contigo la muerte es algo divino y se que al cielo tu no llegarás.
Tendré precaución libre de pecado porque en el infierno te puedo encontrar.
Eres una actriz que bien fue tu acto, ni en el primer año me hiciste feliz.
Que ingrata mujer hasta no ví mala suerte te deseo lo peor.

Yo daré consejos, no todo los hombres que casen viven mi ejemplo.
Ella no era así, y a través del tiempo las palabras se la lleva el viento.

El niño entenderá su madre fue muy mala, quizás me fuiste infiel.
Hoy quiero el divorcio aceptes o no aceptes hoy yo me marcharé.
Que cruel es tu castigo vivir junto contigo me sube la presión.
Pa´ ti soy un relajo mujer tan descarada fiera sin compasión

Coro:

Tú fuiste una ingrata muy mala conmigo y mí despedida será tu castigo
Y yo ya no estaré corazón, si el niño pregunta quien es el culpable
Voy a entrar en detalles tu eres el demonio
Y yo fui bueno contigo este es un infierno y por eso me despido
Y tú ya no tendrás mi amor, amárrate escuchando esta canción.

– FUENTE –
MUSICA.COM

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Los niños ya están con su padre.

lazomorado

Yo no soy Juana. Me llamo Lola y soy mujer en un mundo hecho para y por los hombres. Para algunos hombres, menos, pero en general sí, está hecho a su imagen y semejanza, como quiso Dios que, como sabemos, era hombre. Hombre, hombre del todo.

Feminista por necesidad y por amor propio, no tengo ningún sentimiento de rencor hacia ningún hombre. Ya no. Me ha costado, pero ya no. Se está muy bien así. Relajada, feliz, sin inquina particular hacia nadie. Tampoco necesito salir a la calle a gritarlo. Ejerzo desde por la mañana y contemplo cómo lo esencial no cambia, aunque digan que cambia.

Muchas personas, hombres y mujeres, aprovechan para disfrutar de la vida con los de su sangre y se tratan bien, magníficamente bien. Tanto, que da gusto verlos. A mí me gusta verme disfrutando de los buenos tratos en mi casa, aunque no estamos estructurados como según se cuenta que debe ser. Me encanta. El silencio, las risas, los dibujos, los libros, los viajes, los amigos, las amigas, los amores, las fotos, los vídeos, las discusiones, las respuestas absurdas, el espacio de cada uno, el amor.

Sin embargo, creo honestamente que el victimismo mata y que se utiliza en exceso, siendo mujeres adultas casi siempre sin capacidad para dejar de hacerlo quienes lo aprenden a usar como arma, desde muy pequeñas. A veces, como el sexo. O sea, como moneda de cambio. Y verla llorar en la tele te lleva a dudar, ¿verdad? Anda que no irse cuando pudo… anda que volver con el hombre… anda que…

Por regla general, ellos se dejan querer y permanecen mientras nada cambie. Ya se entretienen fuera con algo. Lo malo es que a ella le dé por decir que ya no va más. Porque entonces ellos suelen enfadarse. Unos más que otros. Unos de manera distinta a otros, pero casi siempre usando el susto como arma. Y qué miedo dan.

¿Te han levantado la mano alguna vez en tu casa? ¿Tu padre? ¿Tu madre? ¿Tu marido? ¿Seguro que te habrías ido?

La familia tal y como se entiende por aquí (de momento) es un asunto práctico económico que sujeta en modo brida los emprendimientos sexuales y libertarios, de las mujeres más, y un nido de maltrato sutil con impunidad que a algunas personas llegan a estropearle mucho la vida. Y no se engañen, también las presuntamente bien estructuradas están llenas de vergüenzas, secretos y dolor.

Pues así va esto. Dinero, política, terrorismo, periodismo, sexo recortado, más recortes, drogas y rock’n roll para ellos y algunas ellas. Pero no hay sitio para las débiles y sus hijos e hijas. O para algún débil, que también los hay. Es muy complicado crecer en un mundo hostil para las mujeres como es nuestra sociedad avanzada en la que aprendes a simular que no puedes con tu vida (sin ellos) para que no te llamen prepotente o  sabihonda. Y terminas creyendo que eso es normal o que la culpa es tuya. Pues no. No lo es. Menos aún de tus hijos. De tus hijas. De ninguna manera.

Como quiera que la justicia no existe, niños y niñas están en este mundo moderno, todavía, en manos ineptas, en manos podridas, de sus propios padres y madres y de la no justicia que permite que, a esas edades, padre o madre, madre y padre crean que son de su propiedad y tiren de ellos como de una cuerda que, puedo asegurarlo dolorosamente, se acabará rompiendo dejándolos caer en el pozo de la pena, la depresión, la falta de autoestima y ojalá me equivoque, la incapacidad de amar porque si no puedes fiarte de tus padres, ¿de quién coño te vas a fiar?

¿De verdad el debate es acerca de quién de los dos es la maldita razón? ¿De verdad sabéis qué necesitan esos dos niños? ¿Lo saben la jueza y la justicia que falla más que una escopetilla de feria?

¿Podéis cerrar los ojos un momento e intentar imaginar qué sintieron los niños que ya están con su padre en el momento exacto del traspaso?  Lo he intentado varias veces desde esta mañana. Y no puedo ni empezar sin sentir que me ahogo.

No sé quién tiene razón, sé quiénes no tienen ni culpa, ni defensa adecuada.

 

 

Publicado en Adicciones que matan, Amor del bueno, Divorcio, Hombres y Mujeres, Mujeres y Hombres, Uncategorized | 6 comentarios

No me gusta tu odio

I wanna fall from the stars
straight into your arms
I feel you
I hope you comprehend…

Publicado en Uncategorized | 4 comentarios