Fin de curso en una escuela pública

Ha sido un año muy interesante el escolar que termina, para mí.

He podido caminar por las calles sintiendo el odio detrás de mis orejas. Pero no me han temblado las piernas como me temblaban hace un tiempo… no, no me refiero a ese temblar de cuando te vi bajar del coche, aquella vez en la puerta del cementerio [por dios, qué cosa más bonita] sino el otro, el temblar feo del miedo que meten, que no dan, los ignorantes de cualquier día, de cualquier lugar, de cualquier vida y tiempo.

He sentido tantas cosas en unos meses que podría resumir mi estado de ánimo como una sensación de terror, inquietud, sequedad en el paladar, ahogo y un pellizco en la parte izquierda del cerebro y es que cuando un problema viene por derecho, no puedes eludirlo: el iPhone plus no cabe en el clutch pa madrina que he visto en Carolina Herrera, ¿y ahora qué? ¿tengo un problema o no tengo un problema? Iguálamelo.

A veces la vida te pega duro.

(Las manos no son mías, yo no sé hacer eso ;))

 

GIF-2019-06-23-22-42-02

 

Anuncios

Acerca de lolaurbano

About me... eso digo yo...
Esta entrada fue publicada en Click, Escuela, Fin, Iracundia, Mentiras, Vida perra y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s