#PimpinelaEdu

Captura de pantalla 2018-12-01 a las 9.41.51

 

Falseando la verdad, no avanzamos. Cuestionando un derecho laboral docente… como si yo fuera ministra o algo. No, yo no hago eso. Yo lo perfilo, lo quiero bonito.

Soy maestra de Matemáticas, Infantil y Primaria, por ese orden, según han ido cambiando Órdenes, a lo largo de mis 34 años cumplidos de docencia. Eventualmente y por una serie de serendipias en defensa propia, estoy en el 5º año de función directiva que, en la escuela pública se asemeja más a un cubo que recoge la basura ajena, o a una gestora de miseria que a una directiva con personalidad, ideas claras, carácter emprendedor y profesional, que es lo que podría ser si me dejaran. Pero no me dejan. Ni por arriba, ni por abajo.

El alumnado tiene derecho a que cada dos por tres, como suele, no le falte de comer. No es un trabajo como otros. Ni este, ni los sanitarios. ¿Por qué no hay más debates en Twitter sobre albañilería? ¿O sobre los torneros y torneras fresadores? Porque NO es igual.

¿En contra de todos esos derechos? No, faltaría más. De hecho, no entiendo que los sindicatos de la hora lectiva hayan permitido que nos roben los pocos que teníamos como la formación gratis en la Universidad, por ejemplo. Yo no sentí el pataleo y es de los que más me ha cabreado junto con las ratios, el beneficio constante a la escuela privada y otros que no me quiero acordar.

  • Derecho a ir a votar en horario lectivo: ¿qué suma eso a ir a votar en horario laboral no lectivo? ¿le da más peso al voto? ¿es más cool? ¿es necesario? No sólo perjudica al alumnado, también a los demás docentes del centro y personal no docente. Son 800, ¿nos vamos todas? No, por eso la directora organiza, pero lo ve mal, impropio, inadecuado, poco estiloso. Eso es lo que siento como contribuyenta.
  • Derecho a jornadas de formación fuera del centro. ¿Y por qué no igual pero dentro? En primaria no podemos, las cinco horas son a destajo. ¿A costa de quién es? ¿Por qué no se firma este derecho obligando a la Administración a cubrir este horario? NO está cubierto. En el supuesto caso de que haya un CAR, si el CAR sustituye o los que tienen huecos sustituyen, deben abandonar a esos que dicen cada año en Inspección y en los estudios que tanto nos cabrean, que no debemos abandonar. El sindicato consigue que yo pueda salir a formarme cuatro días, pero se le olvida exigir que esos cuatro días nadie pierda porque yo me voy.
  • Derecho a irte el 27 de junio en vez del 30. Puedo decir que no como directora, pero si lo hago las consecuencias son imprevisibles y nada buenas. El sindicato olvidó algo aquí… ¿Qué tal un horario más sensato a lo largo del año para poder trabajar en las mejores condiciones? A dos días de dos meses de vacaciones, consiguen dos días más de asuntos propios y el único tiempo que hay tranquilo para informes, formación compartida, conversación pedagógica o café de ideas, se acabó. No me resulta elegante.
  • Derecho a que interinidad sea igual que haber pasado el filtro opositor en vez de pedir una carrera docente decente donde se pueda elegir de verdad a las y los mejores y los truños puedan ser obligados a cambiar o simplemente, despedidos porque no funcionan. El daño que un mal docente puede hacer a una escuela y al alumnado (menores indefensos) que le toque impide que este trabajo pueda ser considerado un trabajo más. Pero los sindicatos sólo quieren meter gente, sin fijarse en qué gente metemos ni cómo.
  • Derecho a unas condiciones laborales dignas. ¿Y esas ratios? ¿Y ese frío y ese calor? (en mi colegio ni frío ni calor, es de lujo por el contexto, ¿y los demás?).
  • What about el personal no docente? ¿Alguien se ha fijado en ellas: monitoras, limpiadoras, ocasionalmente limpiadores y monitores? ¿No? Ahm… ¿no es tu responsabilidad?

Podría seguir pero tengo trabajo. Si los sindicatos fueran los RRMM, les pediría:

  • más y mejores profesionales en la escuela pública,
  • conseguir que la privada NO siga financiándose doble y engordando a costa de la pública,
  • menos permisividad con la Administración, que se ve desde fuera,
  • menos alimentar a la docencia endeble para ganar adeptos,
  • no comprar merchandáising electoral, donar el dinero a los centros con amianto y muros que se caen,
  • conseguir un cuerpo docente único en educación obligatoria, con profesionales que hayan estudiado para ser docentes y no ingenieros de caminos o cuidadoras (suena fuerte, lo sé).
  • conseguir un horario para todo el año con posibilidad de formación en el centro y poder siquiera hablar con el de la clase de al lado en horario lectivo; igual que pa votar, pero pa mejorar
  • no me acuerdo ahora y tengo prisa, ya seguiré.

La Dirección de un centro es el único personal docente de los centros que es evaluado anualmente y no nos pasa nada. Hablas de evaluar docentes en Twitter y te llueven dardos. El sindicato amigo, antes de que hayas hecho algo mal, te echa encima a “los compañeros” para que exijan disfrutar de una hora sin alumnado (a eso suena, aunque no sea, ¿o será? …  no creo …). Afortunadamente, la mayoría no es lo que dicen que somos, pero los sindicatos necesitan un curso intensivo de Mindfulness, de estarse quietos (pero poco) y revisar lo que hacen, porque EN MI OPINIÓN y la de mucha docencia más, están haciendo el canelo. De los detalles hablaré una vez jubilada, si la salud acompaña.

Hay algo tóxico que no deja que el sistema educativo se sanee, que entre aire fresco, que salgamos del bucle, que se vayan los que no sepan o no quieran, o que los echemos, y que nos podamos dedicar de una jodida vez a lo que hemos venido a hacer: aprender a enseñar aprendiendo.

Y aquí, el origen de la conversación.

(Eso sí, ni el trabajo, ni la gente, ni mi vida, acabarán jamás con mis ganas, mi ironía y mi risa; el día que eso ocurra, tengo maneras de irme sin que se note).

Más palique sobre el tema.

Y la entrada de Jordi completa, que aunque me llame pro al final, me toca las palmas al empezar.

 

Anuncios

Acerca de lolaurbano

About me... eso digo yo...
Esta entrada fue publicada en Escuela, Glamour, La buena educación, Uncategorized y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a #PimpinelaEdu

  1. laura dijo:

    Totalmente de acuerdo: los derechos de los docentes no pueden ir en contra de los alumnos y no puede ser que se reivindique ausentarse del aula por cualquier motivo si esa baja no está cubierta. Que pongan horas de formación cubiertas al año, o que cambien julio para eso, por ejemplo

  2. Irati Larrañaga dijo:

    Pensar que el derecho de ir a votar en horario lectivo atenta contra los derechos de los estudiantes más que cualquier otro derecho que podamos tener, es un disparate sin sentido; y afirmarlo tan alegremente de manera pública es una irresponsabilidad.

    • lolaurbano dijo:

      Yo no digo ni más ni menos, aunque creo que pelear más y mejor por derechos de peso no lo están haciendo. Me resulta sospechoso el escrito de CCOO además de una falta de respeto hacia la función que ejerzo en este momento, nada más. Y desde luego, el escrito, aparte de una agresión y una ordinariez, me parece una irresponsabilidad: calentar al profesorado en contra de las direcciones escolares antes de que haya ocurrido nada en ningún centro. En caso de ocurrir puntualmente, deben denunciar al que se salte la ley, no a todo el colectivo que, dicho sea de paso, en la escuela pública es la chacha, no la patronal como se quiere hacer ver en el escrito. Muy torpes, eso han sido, porque estábamos tan a gustito organizando el día y ya no lo estamos.

  3. Respecto a la carta a los reyes magos supongo que te refieres a impedir que la privada siga financiándose doble y por otro lado, no veo lo del cuerpo docente único, al menos en FP.

    • lolaurbano dijo:

      Sí, era una errata, resuelta. Y el cuerpo docente único para la obligatoria. No puede ser que un arquitecto oposite y “no soporte” al alumnado de 1º de la ESO. ¿Son todos? Por supuesto que no, pero se da más de lo deseable. Al “estudiar para docente” se podrán pedir más explicaciones a dichos docentes tipo: “Si no sabes ni quieres aprender a torear, ¿pa qué te metes?” Es muy importante esto. Al mismo tiempo, en primaria se necesita más y mejor formación científica y tecnológica, no más cuidadoras, sino más profesión y motivos para que los hombres quieran ser maestros, hacen mucha falta. Es mi opinión, tan buena como otra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s