Etiquetas no, rincones sí.

Aunque mis hijos tuvieran defectos, que no es el caso, yo les seguiría considerando las dos mejores personas del mundo. Porque son mis hijos y, de alguna forma, como quiera que no les pregunté si querían venir o no, estoy en deuda con ellos. A mi vez, agradezco a mis padres que me dieran la vida aunque me pasara toda mi bendita y disruptiva adolescencia dando por saco con aquello de “yo no te pedí nacer”, que es demoledor si una no tiene los trigéminos relajados. Pero nunca he culpado a ningún amigo o amiga de sus errores. Creo que me ocupé de que supieran elegir bien, y hasta ahora no se quejan. Ellos. Yo no tengo nada que opinar en sus elecciones de vida.

No pensaba contar esto, pero he visto una foto en Twitter que me ha arrastrado hasta aquí. La pusieron @creandyy y @Mamenjg12. Y la pongo porque hay un problema que no sólo no sabemos remediar sino que empeora con los años y, a veces, con… otras cosas que aparentemente deberían ayudar a lo contrario.

Captura de pantalla 2013-11-07 a las 21.42.46

Mañana tengo estreno. Trabajo cada mañana con 26 personas de 7 años, algunos a punto de cumplirlos, que un día sin saber cómo, perdieron la autoestima como grupo y muchos de ellos como individuos. Y la estamos recuperando a una velocidad que me despeina el flequillo y me hace muy feliz. No voy a decir que no me iría ahora mismo a la playa a quedarme un mes en una tumbona sin hablar con nadie, porque sería mentira. Lo necesito, de hecho. Pero eso no me quita ni felicidad ni bienestar.

En busca de la autoestima perdida andamos y necesito que las familias, padres y madres vean y sepan cómo lo hacemos y que estamos mejorando mucho. Porque sin ellos no vamos a poder. Porque padres y madres, cuando escuchan que su hijo o su hija están en un grupo “malísimo” se asustan, se preocupan y tienen tendencia a salir corriendo, a pedir traslado, a desear un colegio mejor o incluso un concertado. Lo cuento en un blog que tenemos en la intimidad. Este año no tengo blog de aula. O mejor dicho, tengo el blog de aula más blog de aula que he tenido jamás. Un sitio donde nos comunicamos, nos contamos, les cuento, y se tranquilizan. Es decir, lo que haya que contar, se lo cuento a los y las implicados. Pero esto creo que es importante y me vine aquí.

No nos va a costar tanto aprender que no necesitamos ser los mejores y que eso no nos impedirá mejorar. Que tenemos muchos problemas de adaptación al medio pero que, mientras aprendemos a estar más sosegados y a no molestar a nadie, podemos aprender a multiplicar porque todo se puede aprender a la vez. Y, sobre todo, aprendemos que cada quien es responsable de sus cosas, que dos no pelean si uno no quiere, que aceptar las diferencias nos hace mejores porque aprendemos precisamente de esas diferencias. Y el bagaje personal que lleva un grupo de alumnos y alumnas que han convivido con dificultades propias o de algún niño o niña de su clase, no se lo da ningún colegio de élite ni ningún libro por bien escrito que esté.

IMG_3925

En poco tiempo hemos pasado de no saber a saber. De no hacer a hacer. De no escuchar a escuchar. Y eso es difícil de creer en algunas ocasiones. Confiar tus hijos a una desconocida no es fácil cuando además te dicen que las condiciones no son las mejores. Las familias se preocupan mucho cuando creen que sus hijos e hijas están en un sitio donde no pueden avanzar (generalmente, se refieren a los contenidos) y, sin darse cuenta, y hasta amorosamente, acaban etiquetándolo todo, sin tener todos los datos. 

En dos meses escasos que llevamos de curso, han hecho campaña electoral, han aprendido a estar mejor que bien en una asamblea, a hacer dictados creativos, a consensuar normas de aula, a respetarlas (casi) siempre, a comer tranquilos, a gastar bromas sin sacar los pies del tiesto, a decirme Lola en vez de seño y a comprender el porqué de mi presunta manía, a leer en la biblioteca como se lee en una biblioteca, a escribir además de a copiar lo que otro ha escrito, que una mochila con capacidad para llevar a tu abuela troceada (esto les encanta) no es necesaria y ocupa mucho sitio, a restar con llevada de tres maneras diferentes, a dar discursos, a escribirlos antes, a imitar a Lobezno con los dos mil lápices de colores que NO necesitan, que la decena no es un número rojo,  ni la centena uno verde, y a saber que si la multiplicación es una suma, ya no les asusta (esto es literal, un niño estaba aterrado porque no sabía lo que era multiplicar). Y otro montón de cosas que es alucinante ver cómo las aprenden sin dificultad. A veces, pocas, pero a veces, no quieren que acabe la clase.

IMG_3928

Las aulas cerradas son un agujero negro que nadie sabe cómo funciona y eso causa desazón a los progenitores sufrientes de esta chiquillería espléndida. Así que ahora entramos en la fase familias en el aula trabajando con metodología de Rincones. Porque si no creen que vamos bien, tendrán que venir a verlo, pero no a mirar, sino a participar. Y no un día, sino todos los viernes del curso. Yo mañana me relajaré un poquito y haré de coordinatriz del evento. A ver qué sienten…

Ya no necesitaremos la etiqueta de ser mejores o peores, ahora sólo necesitamos paz, ciencia, y mucho amor para que esta experiencia salga como va a salir: muy bien, independientemente de lo que los jueces dictaminen.

————————————————–

Personalmente he aprendido que cuando no tengo miedo, cuando no escucho al agorerío y cuando lo tengo claro, siempre encuentro la manera de llegar. Han sido dos meses de los de “quepamísequean”, pero está siendo muy interesante. Y mañana es un día muy importante en este proceso que vivimos en “mi” aula cada día.

(Lo he contado muy farragoso y tengo un poquito de inquietud, pero ya conseguiré organizarme y contarlo mejor… espero ;))

About these ads

Acerca de lolaurbano

About me... eso digo yo...
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

33 respuestas a Etiquetas no, rincones sí.

  1. Emi Pérez dijo:

    Ufff! Gracias Lola.
    Tres veces lo he leído… Y no he subrayao porque no se como hacerlo en el portatil.

  2. pedr0q dijo:

    Pero lo que haces es magia, así no vale.

  3. Carlos dijo:

    Farragoso? Contarlo mejor? Que envidia me das Lola, tu por como ves y vives esto de ser maestra y tus niños por poder disfrutar de tu saber hacer cada día. Me mandas a la cama con una sonrisa, mucha suerte mañana coordinatriz.

    • lolaurbano dijo:

      Sonreír sí que es bueno. Me encanta el palabro coordinatriz y lo bien que nos ha salido. Incluso darnos cuenta de lo que hay que mejorar. Creo que seguiremos todo el curso :))

  4. Mª Carmen Jiménez (@Mamenjg12) dijo:

    Mira que te sigo y te leo Lola, pero es que lo más importante en tus intervenciones es la emoción que se siente, que transmites y sólo puedo dar las gracias por tener capacidad para sentirla. Gracias

  5. José Manuel Fdez. Sambruno dijo:

    #peasoblog Enhorabuena… Espero poder seguirte a menudo; y además este RT de Elena Carazo, …. #muybueno. Saludos a ambas, que os vaya bien…

  6. peralias51 dijo:

    ¿Me lo explicas? “una mochila con capacidad para llevar a tu abuela troceada (esto les encanta) no es necesaria y ocupa mucho sitio”… Te siento cuando escribes, no es nada farragoso, al menos para los que ya tenemos la suerte de conocerte y compartir contigo. Besos

    • lolaurbano dijo:

      Loly, tienen seis-siete años y un tamaño muy variado, pero los hay muy chiquitines. Todos y todas traen(ían) unas mochilas idénticas en volumen a las del alumnado de 5º y 6º. Como yo no uso el #librodetesto y todo queda en el aula (los deberes son decisión de la familia y están en el blog de aula para todo el curso) traen semejante armatoste para el bocata, el agua y siete estuches con diversas formas y una cantidad brutal de lápices y parafernalia de todo tipo que, como en la clase tenemos cosas comunes, tampoco necesitan. Total, que yo les digo(decía): “¿Y ahí qué traes? ¿Has troceado a tu abuela para meterla dentro y que pueda venir a clase?” Una tontuna, pero les gusta una barbaridad, porque se imaginan a su abuela espiando la clase, no en salsa, jajajaja.
      La clase es muy pequeña, así que en el blog argumenté a padres y madres y ya no vienen con esas mochilas. Estamos aprendiendo a minimizar esfuerzo, gastos y contaminaciones.
      Estaba preocupada ayer, pero ha sido un éxito rotundo y repetiremos. Aún queda gente por venir, que son 26 :S

  7. ¿Te acuerdas que anoche hablabamos de “tu lenguaje femenino”? Pues eso, que me encanta “codorniz”.
    Me da una pena que no nos conozcamos, no poder escucharte en directo largo y tendido y empaparme enterito de ti y tu “maestría”.
    Un abrazo fuerte, como siempre te digo que lo damos en La Mancha, de aquí para allí. Y hoy, a disfrutar con los rincones y con el hecho de que es viernes.
    Un besazo.
    jmanuelgarrido.

    • lolaurbano dijo:

      Cuando era pequeña me decían mucho marimacho. Yo lloraba a moco tendido, y eso no me ha salido gratis después. Ahora ya me da igual lo que me digan, sé que soy una mujer y soy femenina cuando toca y, sobre todo, cuando me sale del coño, jajajaja

      Perdón.

      Eso de no conocernos habrá que arreglarlo, pero para hablar en compañía. Yo no soy más maestra que nadie, sólo hablo más ;))

    • lolaurbano dijo:

      Donde dice codorniz querrá decir coordinatriz?? jajajaja

  8. Mayti dijo:

    Leerte me hace ser mejor persona.

  9. Marta dijo:

    Y cómo se pegan, esas etiquetas! Y cómo envuelven y aprisionan! Y qué efecto halo más potente tienen! Y qué fácil y cómodo resulta a muchos ese etiquetado! … que salir/sacar de ahí implica mucho esfuerzo!
    Cuando tus txikis se hacen grandes, llegan a mi aula.
    Los que han compartido contigo serán capaces de romper la estereotipia y desempeñar diferentes roles en ese grupo y en las otras manadas de la vida, no estarán limitados, reconocerán las posibilidades de aprendizaje en cada rincón diferente, en cada otro distinto y valioso, …
    La de ratos que echamos para cortar las que me traen … con todas las heridas! La de alas nuevas que he visto crecer, después!

    Espero … No! Sé que habrá ido bonito, hoy, y rico, sobre todo rico, para todos en “tu” aula.

    Besote gordo!

  10. Ayyyy Lola como te entiendo y cómo me gusta leerte!!!!!!!!!!!!!!!!!!
    El otro día una madre me dijo una cosa preciosa:
    “Carmen es que tú sabes sacar lo mejor de cada uno” y yo le contesté, “eso no tiene mérito, porque las niñas y niños de seis años son geniales y lo difícil y amargo es no ser capaz de verlo”
    En mi clase también casi hemos perdido “el no se” y entre algarabía y algarabía hasta nos han salido divisiones dificilisimas mientras jugábamos a las cartas jajajajaja

    • lolaurbano dijo:

      Para mí es tremendamente fácil lo que me sale solo. Pero sí es verdad que ya no salgo los viernes por la tarde, jajajaja, anoche fui al gimnasio y no era yo de lo cansada que estaba ;))
      Y también es verdad que estaba tan feliz con mi escuela 2.0 y los de 5º y 6º que creí que jamás me iba a mover de allí, pero son taaaaaan especiales estos… me falta probar el Segundo Ciclo, igual pruebo el año que viene. Ya veremos.
      Es que, en realidad, este mundo es apasionante, pero tienes que … bueno, eso allá cada quien. Tú me entiendes ;P

  11. blogdire dijo:

    Bueno, Lola, lo has clavao. La satisfacción de ver los resultados, de ver lo que se ha hecho y lo que se puede hacer, de cómo, sí alguien no se lo cree, lo pueden ver y tocar y palpar y…participar en este experimento maravilloso y constante de educar. Yo llevo haciendo algo parecido con chavalas y chavales de 15 a 17 y es duro, pero extraordinariamente satisfactorio.

  12. txoskinho dijo:

    Qué sosiego cuando te leemos y comprobamos que depende de nosotros que sepamos que siempre hay un camino para llegar. Lo que está claro es que la Innoveisson que va de las regletas a la tablet algunas lo llevais en el ADN. Biquiños.

  13. Pingback: Etiquetas no, rincones sí. | Orientaci&o...

  14. Raky dijo:

    Hoy me voy a la cama con muuuuuu buen sabor de boca! Gracias por tus palabras y experiencias, llenan de positivismo y buen hacer. Biennnn!

  15. Me levanto y leo tu entrada. Hoy sé que tendré un día estupendo, ese entusiasmo, ese “creer” en lo que haces es contagioso. Un millón de gracias

  16. ana dijo:

    Lola me siento orgullosa de ti cuando te leo…Nos conocimos “chiquetitas” y aquí estamos como dos jabatas. VIVIR requiere un estiramiento, salir de la zona de confort y te veo como los chicles boomer. Suerte de tus niñ@s que van a disfrutar de los beneficios de tus peonás ;D

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s